Una alberca natural en la selva, de tonos turquesa en donde se puede respirar mucha paz y tranquilidad. Así es Yal Kú.

Es conocida como una laguna, pero en realidad se trata de una caleta; es decir, una pequeña entrada de mar donde el agua salada se junta con el agua dulce. Como resultado tenemos un lugar de gran belleza, perfecto para nadar y relajarse.

Ubicación

Se encuentra a un par de kilómetros de Akumal, un pueblo cercano a Tulum que es conocido por ser un santuario donde anidan tortugas marinas. Si te hospedas en Tulum, tardas en llegar 30 minutos aproximadamente, y desde Playa del Carmen te toma 40 minutos; en un día puedes llegar a la laguna y regresar a tu destino original.

Puedes llegar por tu cuenta, pues la laguna está administrada como un parque natural. La entrada te cuesta alrededor de 300 pesos por persona y la renta de equipo se paga aparte. Está abierto todos los días de nueve de la mañana a cinco de la tarde.

Qué hay en la laguna Yal Kú

La caleta está rodeada de frondosos manglares y piedra caliza. Algunos puntos de la laguna son tan cristalinos que se distinguen perfectamente las raíces de los manglares o las grandes rocas que yacen bajo el agua.

Es posible practicar esnórquel en la caleta: con ayuda de un visor puedes ver multitudes de peces de colores y, si tienes suerte, encuentras rayas o barracudas.

Alojamiento en la laguna

 

Hay diversas opciones de hospedaje en Akumal. Están los alojamientos ecológicos como Akumal Natura Glamping, hoteles “todo incluido” como Secrets y casas en renta.

Leer:   ¿Qué comer en tu viaje por Playa del Carmen?

Para preservar la belleza y diversidad de este sitio natural, te sugerimos evitar lo más posible los bloqueadores que no sean biodegradables.

Vía El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *