Cada vez más familias optan por un all inclusive para una estancia placentera.

Cuando viajamos con niños, la elección del hotel es importante y encontrar uno que nos asegure unas vacaciones descansadas, no siempre es sencillo. Si estás buscando a dónde ir con niños en la Riviera Maya, el hotel Barceló Maya Beach Resort, cerca de Playa del Carmen es una elección acertada y muy recomendable.

Buena ubicación

El enorme complejo, de cinco hoteles diferentes de la cadena Barceló, se encuentra en la paradisíaca playa de Xpu-há, a menos de 30 kilómetros de Playa del Carmen y a 40 kilómetros de Tulum. Tiene la ventaja de estar en un lugar estratégico dentro de Quintana Roo, muy cerca de las mejores playas, los principales parques de atracciones y cenotes de la zona.

Habitaciones familiares

El hotel cuenta con habitaciones espaciosas pensadas para familias, nos alojamos en una junior suite de 53 metros cuadrados, con dos camas dobles y dos simples en un espacio separado. En nuestra familia somos cinco y muchas veces resulta difícil conseguir habitaciones amplias y cómodas para todos.

A orillas de la playa

Este es un punto fundamental cuando viajamos con niños, si bien la mayoría de los resorts de la Riviera Maya, están situados en la primera línea, hay algunos en los que sus instalaciones están alejadas del mar. El Barceló Maya Beach se encuentra rodeado de un entorno paradisíaco, cuenta con varios kilómetros de playas de aguas cristalinas, palmeras y arena blanca que se pueden disfrutar desde los restaurantes, las piscinas y los espacios comunes.

Miniclub y actividades

En el hotel hay programas diarios con actividades para niños de todas las edades, la verdad es que mis hijos no lo usaron, porque nosotros hicimos muchos programas afuera y los ratos que estuvimos en el hotel disfrutaron sin parar de la playa, las piscinas y el parque acuático. Pero todos los días nos llegaba una amplia oferta de actividades tentadoras para niños y familias. También hay espectáculos nocturnos, teatros y un delfinario donde se pueden contratar actividades con los delfines. Hay un gran spa que ofrece gran variedad de tratamientos, sauna, gimnasio, distintas opciones de relax y un spa para niños.

Parque acuático

Tener un parque acuático en el hotel, con toboganes, puentes colgantes y barcos piratas para jugar no puede ser más divertido. El peligro de esto es que va a ser difícil convencer a los niños de salir a conocer otros lugares, porque no hay nada más tentador para ellos que pasar las vacaciones en el agua!. Los cinco hoteles cuentan con pequeños parques con juegos de agua, pero además hay un gran parque acuático “Pirates Island” con toboganes enormes, piscina con olas y atracciones acuáticas para todas las edades al que se accede desde el hotel y tiene un costo aparte.

Todo incluido

Ir a un all inclusive con niños tiene muchas ventajas, si bien a primera vista el precio puede parecer caro, en muchos casos termina resultando más económico. La realidad es que en estos hoteles está todo incluido y no hay por qué gastar más dinero del previsto. En este all inclusive en particular, la oferta gastronómica es amplia, hay bares abiertos todo el día con comida para todos los gustos, algo que juega a favor de los que nos gusta salir del hotel y conocer otros lugares.

Vía por acá y por allá

Por Equipo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *