El Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) consideró que el regidor electo Marciano Toledo Sánchez, del partido Movimiento Ciudadano, cometió violencia política contra la mujer en razón de género contra Laura Beristain Navarrete, no obstante, el Teqroo consideró que la falta fue leve, por lo que sólo lo amonestó públicamente y ordenó inscribirlo en el registro de personas sancionadas por violencia política de género durante un año, pero no se le privó de su modo honesto de vivir, así como tampoco de la regiduría que obtuvo en la pasada elección.

El tema fue motivo de un acalorado debate entre los magistrados, principalmente de Claudia Carrillo Gasca, quien de nueva cuenta acusó a sus pares de incurrir en violencia política de género en su contra por presuntamente querer inducir el sentido de su voto o decirle como hacer su trabajo.

La resolución consideró que existió violencia política contra la mujer en razón de género cometida por Marciano Toledo Sánchez por una expresión que hizo contra Laura Beristain Navarrete en la campaña, cuando ambos eran candidatos a la presidencia municipal de Solidaridad.

Con dos votos a favor, de los magistrados Víctor Vivas Vivas y Sergio Avilés Demenghi, y un voto en contra, de Claudia Carrillo Gasca, se consideró que una expresión realizada por Toledo Sánchez agravió a Beristain, porque tenían la intención de demeritar su imagen en su calidad de gobernante y que eso constituyó también violencia por su condición de mujer.

No obstante, los magistrados consideraron que se trató de una falta leve, por lo que de sanción se le puso una amonestación pública, así como la inscripción en los registros de personas sancionadas por violencia política de género por un año.

Además, se le ordenó que se abstenga en lo presente o en lo futuro de realizar actos de violencia política de género contra Laura Beristain y que evite el lenguaje sexista.
Lo anterior tiene como consecuencia que no se inhabilitó para ser candidato y, por ende, tampoco perderá la regiduría plurinominal.

La magistrada Claudia Carrillo Gasca votó en contra, porque consideró que la sentencia debió calificar de grave ordinaria la falta, no como leve, así como quitar la presunción de modo honesto de vivir a Marciano Toledo Sánchez y hasta dar vista al Ministerio Público para que investigue posibles delitos.

Asimismo, consideró que debió pedirse al Órgano Interno de Control del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) una investigación sobre la Comisión de Quejas y Denuncias, porque dejó incompleto el desahogo de los videos presentados en la queja, impidiendo al Teqroo conocer a fondo los elementos aportados, y eso han sido omisiones recurrentes del órgano electoral que ya parecen más tácticas para entorpecer el estudio de los casos.

Asimismo, consideró que faltó sancionar al partido Movimiento Ciudadano y que se ordenara a Toledo Sánchez ofrecer una disculpa pública.

En tanto, Víctor Vivas primero se pronunció en contra del proyecto, por considerar que no se analizó el contexto de los dichos del acusado, sino que se realizó un análisis sesgado y aislado de una frase, en la que además consideró que no se menciona a la agraviada sino sólo la ponencia supone que se refiere a ella, además de que no se aprecian estereotipos de género en la expresión.

Pero luego cambió el sentido de su voto, luego de que el magistrado Sergio Avilés dijo que el análisis se hizo con las pruebas desahogadas de manera incompleta por el Ieqroo y que no se puede hacer pagar a la quejosa por omisiones del órgano electoral, así como que el acusado no respondió para desvirtuar las pruebas.

Por tales motivos, Víctor Vivas al final votó a favor del proyecto, que al principio se consideraba que podría ser rechazado.

Pasos para obtener tu licencia de manejo en Playa del Carmen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *