La extitular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles, aceptó colaborar con la Fiscalía General de la República, luego de pasar año y medio en prisión preventiva, informó Pájaro Político.

Rosario Robles finalmente ha aceptado ser testigo colaborador de la Fiscalía General de la República para dar información sobre la Estafa Maestra, una operación de desvío de recursos por la que ha estado en prisión preventiva desde el 13 de agosto de 2019.

Robles está acusada de uso indebido de atribuciones y apenas el 6 de noviembre giraron una nueva orden de aprehensión en su contra por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Durante todo el tiempo que lleva detenida, Rosario Robles ha asegurado que ella es inocente, un chivo expiatorio, que está presa por venganza y que han presionado a otros funcionarios para colaborar con la FGR a cambio de penas menores.

El 16 de octubre, hace un mes, acusó de nuevo que la FGR la tenía como rehén porque no accedía dar «la información que ellos quieren» y puntualizaba que esta información «no sería verdad».

Robles señalaba que le pedían colaborar para «completar el guion que han fabricado y que nada tiene que ver con la justicia».

En la carta, Rosario Robles acusó a Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, de presionarla con nuevas acusaciones a cambio de volverse testigo colaborador como lo han hecho exfuncionarios suyos.

Leer:   Reforestación Fase 2 de la ciclovía sobre la AV 10 en Playa del Carmen 🌳

También acusaba que le proponían obtener su libertad si señalaba como responsables de la Estafa Maestra a colegas suyos de mayor jerarquía.

De acuerdo con Pájaro Político, fue el equipo legal de Robles el que les confirmó que la exsecretaria va a colaborar con la FGR.

Esta decisión la toma en una situación muy difícil. Ella se encuentra enferma y está desesperada. Está sola y la situación la ha quebrado

¿Cómo beneficia a Robles ser testigo protegido?

Al aceptar colaborar con la FGR, Rosario Robles puede acceder al criterio de oportunidad, el cual consiste en retirarle lo cargos o negociar una reducción de penas a una persona acusada de cometer un delito.

Para acceder al criterio de oportunidad, la persona debe aceptar ser testigo del Ministerio Público y rendir una declaración en la que señale posibles delitos de personas de mayor jerarquía que la suya; también debe ofrecer evidencias de lo que confiesa.

Si la información es útil, la FGR elaborará un acuerdo en el que acepte concederle el criterio de oportunidad, el cual deberá ser notificado a la víctima y a un juez (en caso de que ya se haya iniciado el proceso penal).

Otros funcionarios vinculados a casos de corrupción en la administración de Enrique Peña Nieto ya rindieron declaraciones ante el MP y esperan que la FGR les otorgue el criterio de oportunidad. Uno es Emilio Zebadúa, exoficial Mayor de Sedesol y Sedatu, quien señaló al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, de avalar que se cometiera la Estafa Maestra.

Aunque aún no le conceden el criterio, tampoco le han girado órdenes de aprehensión pese a que hay múltiples denuncias en su contra.

Leer:   La Quinta Avenida y el Parque Fundadores son inclusivos para todos, nadie queda fuera

En el caso de Robles, si la FGR le concede el criterio de oportunidad, en lugar de retirar todos los cargo en su contra, podrían retirar sólo los más graves y negociar que declare culpable en un procedimiento abreviado; le impondrían una pena menor y saldría libre.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *