Icono del sitio Noticias Playa del Carmen

Quintana Roo, paraíso del crimen: UNOMASUNO

La presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación, de Sinaloa y de los Zetas es muestra de la falta del cumplimiento de la promesa de campaña del actual gobernador Carlos Joaquín González, quien el próximo año concluye su administración. Esto se hace patente cada día con el registro de asesinatos, robos y un mercado consolidado de venta de drogas en la entidad.

De acuerdo al diario UnoMásUno, de enero a abril de este año, se dio a conocer que las autoridades policiales y ministeriales tuvieron conocimiento de más de 40 mil delitos. “Más de 80 por ciento de sus empresarios, comerciantes, industriales, hoteleros, trabajadores, estudiantes, turistas y amas de casa, entre otros sectores se sienten inseguros a merced del hampa”, consigna el reportaje que da portada a la edición impresa del día de hoy.

“Pensamos que con la salida del PRI de la gubernatura y la llegada de Carlos Manuel las cosas iban a cambiar, pero su administración resultó igual o peor que la de Roberto Borge y muchos de sus antecesores, como lo acredita el hecho de las ejecuciones, extorsiones, secuestros, homicidios dolosos, narcotráfico, narcomenudeo, cobro de piso y otros delitos de alto impacto que son el pan nuestro de cada día”, comentaron taxistas, guías de turistas y empresarios.

Además, se destaca que el ex presidente municipal de Solidaridad, diputado federal por el PRI y es subsecretario de Innovación y Desarrollo Turístico en el sexenio de Enrique Peña Nieto “no tiene aceptación entre las nuevas generaciones y su gobierno se ha caracterizado por el incremento de feminicidios, ataques de odio a la comunidad LGBT+ así como a representantes de la prensa.

La estrategia de seguridad a cargo de Luis Alberto Capella ha sido más blanco de críticas que de aciertos. De acuerdo a la población, Carlos Joaquín ha logrado el descontento de todos, ya que ha demostrado superar la ineficiencia de sus antecesores, permitiendo una creciente ola de delitos e inseguridad, el municipio de Benito Juárez, es el claro ejemplo de que los delincuentes gobiernan, y es que a pesar de que el gobernador señala que es uno de los más seguros, la realidad esta más alejada de lo que cree.

Puedes leer la nota completa aquí

Salir de la versión móvil