Protege y cuida a tu mascota del golpe de calor y la deshidratación

Nuestros fieles amigos también sufren las consecuencias del calor.

Estamos en temporada de calor y debemos prevenir efectos como la deshidratación también en nuestras mascotas. Si tienes la fortuna de contar con su compañía recuerda protegerlas en todo momento y devolver algo de ese amor incondicional que nos brindan.

¿Por qué sucede el golpe de calor?

Las altas temperaturas del verano pueden causar problemas a humanos y mascotas. Este aspecto es especialmente relevante en el caso de los perros, porque al no tener glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo, únicamente pueden regular su temperatura corporal mediante los jadeos, y eliminar el sudor a través de las almohadillas de sus patas, proceso que de por sí es lento.

Esto provoca que, si su temperatura corporal aumenta considerablemente, pueda presentar un golpe de calor, que puede ser peligroso.

Síntomas del golpe de calor

La aceleración del ritmo cardiaco del perro (taquicardia), acompañada de jadeos con presencia de babas, lengua pegajosa y decolorada o oscura, diarrea y vómitos, se produce una disminución de azúcar y sales en su cuerpo, que se puede manifestar mediante la presencia de temblores, debilidad muscular y falta de equilibrio e incluso con posible pérdida de la conciencia.

Un golpe de calor en tu perro puede aumentar su temperatura corporal a más de 42°C, teniendo en cuenta que el nivel medio óptimo en perros es de 38 a 39°C.  Sus mucosas y encías pueden adquirir un color azulado debido a la falta de oxigenación en sangre. El perro puede llegar a perder la conciencia, y sufrir daños mayores tales como hemorragias, insuficiencia renal o hepática, daño cerebral, e incluso fallo en varios órganos.

Leer:   ¿Cuándo se fundó Playa del Carmen?

Medidas de prevención

  • Pasea a tu perro en horas de la mañana o tarde, evita horas en donde el calor y sol estén más fuertes.
  • Mantén agua fresca para darle, tanto en casa como en sus paseos.
  • Durante el paseo intenta ir por la sombra y que consuma agua constantemente.
  • Nunca lo dejes encerrado en el auto.

Qué hacer ante un golpe de calor

Es importante mantener la calma y actuar de forma rápida y eficiente mientras llegas al veterinario. El primer objetivo es disminuir su temperatura corporal, para ello mójalo continuamente con agua fresca, ni fría, ni caliente. No lo cubras con toallas, ni lo bañes con agua helada o le pongas hielos, a menos que lo indique el veterinario.

Procura que beba agua poco a poco. Ni mucha, ni muy rápido, para que se vayan estabilizando sus niveles de hidratación. Llévalo lo antes posible al veterinario para que estabilicen sus niveles.

Recuerda, el golpe de calor en perros es una situación importante y delicada que no puedes dejar pasar, hay que estar muy atento a tu mascota y al presentar alguno de los síntomas actuar rápido.

Deja un comentario