En ninguno de los estados de México en donde se ha implementado ha dado buenos resultados.

La estrategia de seguridad del Mando Único Policial implementada en Quintana Roo desde octubre de 2018 no ha tenido resultados positivos en la reducción de incidencia delictiva, al igual que ha ocurrido en otros estados donde se ha impuesto, aseguró Miguel Garza, director de investigación del Instituto para la Seguridad y la Democracia A.C. en entrevista con Alejandro Castro para Sipse.

LEE MÁS:

Para el especialista en seguridad y policías, la historia se ha repetido en todas las entidades donde se ha adoptado esta estrategia: una falta de protocolos que terminan por borrar las líneas de responsabilidad de los mandos.

“En los ejemplos que existen, primero Michoacán, luego Morelos, el Estado de México, después Quintana Roo, en ningún lado se arrojan resultados positivos, por el contrario”, dijo.

¿Qué es lo que ha fallado?

Expuso que se trata de esquemas parciales de Mando Único, toda vez que en la jerarquía los elementos responden a la orden estatal, pero sigue existiendo la figura de secretario de Seguridad Pública Municipal y, administrativamente, los ayuntamientos se siguen haciendo cargo de las nóminas y operación.

“Queda siempre muy vago porque administrativamente el tema de los sueldos, las gasolinas, los recursos, los sigue manejando el municipio y el mando operativo, en algunos casos mejor que en otro, los asume el estado. Entonces hay como dos directores, el municipal y el estatal”, agregó.

El investigador apuntó que tras una evaluación realizada en Quintana Roo, el Instituto para la Seguridad y Democracia pudo observar que en Cancún no existen protocolos de actuación para la policía en el control de multitudes.

Leer:   Gobierno de Laura Beristain refuerza lazos con empresarios en favor del bienestar social

Para Miguel Garza, la única opción para el fortalecimiento de las policías es trabajar en la institucionalidad a nivel local, con mejores salarios, prestaciones y horarios para los elementos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *