Playa del Carmen, un destino que combina el estilo hippie con la modernidad

Playa del Carmen conserva su esencia original, la de un tranquilo pueblo de pescadores, combinado con el ambiente cosmopolita.

Sin embargo, conserva parte de esa esencia original que atrajo a visitantes de todo el mundo, pero ahora con grandes boutiques de marcas prestigiadas, cadenas de cafeterías y hasta centros comerciales, todos conviviendo todavía con bares de música en vivo, tiendas de recuerdos y pequeños restaurantes.

Otra característica de Playa, es la Quinta Avenida que, aunque no es un malecón, el mar está prácticamente a unos metros, por lo que después de una comida espectacular, puedes quitarte los zapatos e ir a sentarte en la arena para contemplar las claras aguas turquesa del Caribe mientras te tomas una cerveza. Aunque el mejor y más característico ambiente es el de la noche: gracias a esta nueva cara de la Quinta Avenida, hoy es un placer pasear sus más de dos kilómetros desde el mediodía, claro, si no te importa caminar bajo los rayos del sol.

Por todo esto, la definición “Hippie-chic”, dada por la combinación entre hippie y lujo, es la que podría describir mejor a la actual Playa del Carmen.

Cualquiera que se dedique al turismo te dirá que su posición es altamente privilegiada, pues se encuentra cerca de todos los destinos turísticos más visitados del estado. No te será difícil encontrar transporte ni te tardarás mucho en llegar a sitios como Cancún, Tulum, Cozumel, Mérida, Isla Mujeres y más.

¿Cómo se vivía antes?

Xaman Há, como se le llamaba anteriormente a Playa del Carmen, fue uno de los primeros poblados vistos por la flota española de conquistadores a principios del siglo XVI. A pesar de ser un simple puerto de paso, sus pocos habitantes se dedicaban a actividades pesqueras y agrícolas. Además, sus construcciones eran de mampostería, con plataformas de madera y palma. Claro que, en épocas modernas, los tipos de construcción han elevado su calidad, con áreas residenciales de todo tipo e incluso inmuebles turísticos para aquellos que nos visitan de pasada.

Leer:   ¿Conoces la bebida ceremonial de los mayas Balché?

El primer asentamiento moderno en la zona data de apenas el siglo XX. En los 80’s había apenas unos 1,500 habitantes, a ellos podemos considerarlos nuestros antepasados playenses. En el año 1996 contaba con una población de 10,000 habitantes y para 2003, creció a 49,000 (ya incluyéndome en ese conteo). El desarrollo turístico continuó elevando esta cifra a tal grado que en 2010 había ya 159 mil 310 habitantes, llegando en 2017 a 300 mil.

Playa pasó a contar con una de las actividades económicas turísticas más importantes del país, convirtiéndose así, junto con el comercio, en su principal fuente de ingreso. Hoy en día ofrece a los miles de visitantes que recibe una serie muy amplia de actividades que van desde el ecoturismo, la aventura, playas y hasta el entretenimiento.

Vía Xcaret

Deja un comentario