Un eco resort diseñado por Alexander Ferri en base a su propio estilo de vida.

Existen playas vírgenes mexicanas que debes visitar en un futuro, y Palmaïa ofrece la vista hacia algunas de ellas. Este eco resort fue ideado para no perturbar el paisaje natural original, y con un concepto de sostenibilidad tan esencial para esta época. Sus habitaciones y el resto de sus espacios compensan la energía gracias a la construcción de paneles solares. Además, quienes se hospeden en el lugar no encontrarán botellas de plástico con agua ni artículos de baño que no hayan sido hechos con ingredientes 100% biodegradables.

Actividades para hacer en Palmaïa

Dentro del catálogo de actividades que ofrece Palmaïa está el programa ‘Arquitectos de la Vida’, dirigido por el chamán Balder. Con su guía podrás experimentar la recarga de energía y conexión que ofrece una ceremonia del cacao y plantas, el yoga y meditación o la curación con sonido multi vibracional aunadas a otras prácticas ancestrales.

Palmaïa ofrece actividades como yoga, meditación y ceremonias ancestrales en medio de la selva virgen.

Otro de los programas a anotar en tu agenda si vas a Palmaïa son los ‘Rituales del Sonido’, que rinden homenaje al ambiente musical de Tulum y Mykonos. Estos rituales tienen lugar todos los días de 4pm hasta la medianoche, sin límite de edades.

Habitaciones en Palmaïa

Palmaïa ofrece a los viajeros suites frente al mar y con una terraza privada para disfrutar las vistas del Caribe. Todas las habitaciones están diseñadas de manera sostenible y a cada viajero se le asigna un guía dirigido por Educadores Waldorf certificados.

Leer:   Solidaridenses reciben 2da dosis de vacuna contra COVID-19

Restaurantes

Quien se hospede en Palmaïa puede elegir comer en cualquiera de sus cuatro restaurantes disponibles junto con un camión de comidas con un menú rotativo, que proviene de granjas y pesquerías de distintas regiones de México. Así está LEK, que abandera la gastronomía mexicana, Mar de Olivo presenta cocina mediterránea y Ume fusión oriental que combina la cocina tailandesa con la continental en cenas magistrales.

En tanto, Su Casa es el bar y restaurante de playa integrado en las dunas que ofrece el espacio más relajado del lugar, mientras que El Caminante brinda un menú rotativo diario.

Vía Vogue

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *