Los fantasmas de Chetumal, una leyenda para conocer

Las leyendas de Quintana Roo al igual que en otros estados de la República Mexicana, es parte de la tradiciones y herencia popular.

Hoy traemos una historia de nuestros vecinos, pues el Palacio Municipal de Chetumal ocupa un lugar especial por sus fantasmas que se dicen recorren los pasillos del edificio de gobierno.

El edificio es la típica construcción vieja y tradicional de lugares con historia e historias de las generaciones pasadas que vivían en la región. Empleados del palacio Municipal de Othón P Blanco, la capital Chetumal, cuentan que se escuchan pasos, murmullos y aparecen fantasmas en las pasillos.

Historia de prisioneros

La leyenda, según los lugareños, es porque esta propiedad en algún momento fue utilizada como prisión a principios del Siglo pasado en donde se cometieron todo tipo de tropelías.

Es un edificio muy antiguo el cual guarda mucha oscura energía por su historia de tragedia y de terror pues a principios del siglo XX ese edificio fungía como cárcel. En uno de los pasajes históricos de la región se cuenta que a los prisioneros se les aplicaba la ley fuga como diversión de los celadores en ese tiempo.

Es decir, le concedían al reo unos segundos de libertad para tratar escapar, pero en cierto punto los policías comenzaban a disparar para arrebatarles la vida, si el reo lograba escapar, obtenía su permanente libertad pero casi nadie lo lograba, quedando condenados a vivir en la cárcel incluso después de la muerte.

Se dice que hasta la fecha hay espíritus atrapados en el edificio, pues fenómenos paranormales constantemente ocurren, los trabajadores y visitantes del palacio municipal aseguran que han sentido que algún ser los sigue por el pasillo, murmullos al oído, fantasmas que deambulan por los pasillos, cosas que se mueven autónomamente y otros misteriosos sucesos.

Leer:   Algunos cambios que nos han dejado los primeros meses del 2021 en Playa del Carmen

Así como dentro del lugar pasa actividad paranormal, desde afuera también se pueden observar las almas que miran nostálgicamente, esperando un día ser perdonados por sus pecados y ser liberados para descansar en paz.

Vía Unión Cancún

Deja un comentario