A través del programa “Playa de mi esperanza” se beneficia a 64 productores locales por mes, quienes cuentan ya con un espacio para exponer sus productos.

Realizada cada fin de semana en la Plaza 38 de Julio, bajo estrictas medidas sanitarias, dicha iniciativa ha apoyado a más de 300 familias desde el inicio de la administración hasta la fecha, lo que ha consolidado a este programa como el idóneo para el emprendedor local.

“Gracias a este programa -puesto en marcha por encomienda de nuestra presidenta Laura Beristain Navarrete-, se ha incentivado a productores, artesanos y gastrónomos locales, quienes se habían visto afectados por la contingencia sanitaria por la Covid-19, y hoy contribuyen a la reactivación económica que vive el municipio”, resaltó la secretaria de Desarrollo Económico y de Atracción de Inversiones, Amanda Degyves Carral.

Con este programa se busca que el comerciante participante, al ofrecer su productor, tenga la posibilidad de obtener la vinculación para registrar su marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y con ello se logre el posicionamiento de su producto impulsándolo a desarrollarse en el comercio formal.

Cabe mencionar que este programa forma parte de la iniciativa “Un puesto bien puesto”, a través de la cual se da seguridad a la cadena de consumo y el eslabón económico, haciendo más accesible el costo final de los productos y tomando como prioridad lo que se oferta en el mercado regional.

¿Dónde desayunar en Playa del Carmen?

Por Equipo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *