Esta reserva natural está catalogada como patrimonio natural de Playa del Carmen (y de México), por la belleza de su red de cavernas semi inundadas de agua turquesa y cristalina que se esconden bajo tierra.

Los tours en Río Secreto están dirigidos por guías expertos en espeleología. Para permitir el ingreso, se debe cumplir con una regla: eliminar del cuerpo cualquier químico (crema, desodorante o bloqueador solar) que pueda dañar el ecosistema. En medio de la selva se instalaron regaderas para darse una ducha rápida.

Cumplida la orden, uno está listo para caminar o pedalear una bici hasta llegar a la zona de cavernas secas, profusamente decoradas por estalactitas y estalagmitas que se unen y forman columnas cubiertas por las raíces de las ceibas que hay al exterior. El camino se conecta con la red de cavernas semi inundadas.

Hay que utilizar trajes de neopreno y chaleco de flotación para poder nadar en ellas. Los guías regalan unos minutos para contemplar los techos repletos de estalactitas que te apuntan como si fuesen flechas. El tour concluye con un espectáculo de luz y sonido en el “Salón de la Paz”. Los efectos permiten que observes escurrimientos de agua, los mismos que durante miles de años han dado forma a esta maravilla natural.

Historia de su descubrimiento

De acuerdo con la historia de la reserva natural, Río Secreto fue descubierto por un campesino que perseguía una iguana; ésta tuvo la astucia de esconderse entre las rocas gigantes que cubrían la red de cavernas. Cuando el hombre movió los obstáculos para hallar al reptil, descubrió este río subterráneo.

Leer:   Universidad de Quintana Roo alista programa cultural en Playa del Carmen

Descubre tours y promociones en su web oficial Río Secreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *