Una duda muy común es saber si, ¿en el mar y la arena a pesar de cumplir con la distancia social hay riesgo de contagio?

Luego del invierno decembrino muchas personas desean viajar a la playa o incluso quienes viven en estas zonas esperan disfrutar de unos días de relajación frente al mar. Sin embargo bajo la pandemia que aún aqueja surge la gran duda, si es seguro viajar en estos momentos.

En Playa del Carmen estamos en semáforo amarillo y se han tomado todas las medidas necesarias para evitar los contagios. Por tanto es importante resaltar que como zona turística cuenta con las medidas sanitarias para un disfrute sano.

LEER MÁS: Se mantiene el semáforo amarillo en Quintana Roo

Probabilidades de contagio a través del mar o arena

Los expertos coinciden en que la probabilidad de contagio a través del agua de mar o la arena es muy baja. El riesgo real es el contacto interpersonal que puede darse en la playa cuando no se guarda distancia social o se comparten objetos personales.

Si bien son concebibles situaciones que propicien la transmisión por esa vía, a la luz de la evidencia actual resultan ser despreciables en comparación con la posibilidad de contagio a través de las gotitas respiratorias y los aerosoles procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose, exhala, habla o canta a menos de 1 metro de otras personas. O cuando se bebe del mismo vaso o botella.

En principio, según la Organización Mundial de la Salud (OMS),

“hasta la fecha no hay pruebas de que el virus de la COVID-19 sobreviva en el agua, incluidas las aguas residuales”.

Por su parte, el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos (el CDC) afirma que no hay evidencia de que el SARS-CoV-2 pueda diseminarse a través de aguas recreativas.

Leer:   Sputnik V llegará a México para realizar pruebas

En el caso particular del agua de mar, la dilución en el gran volumen, el movimiento de las aguas y su carácter salino reducen a su mínima expresión el potencial infectivo de los virus que pudieran ser “arrastrados” desde las vías respiratorias de bañistas infectados.

Tomar las medidas de prevención y no bajar la guardia

Aunque en México ya se comienza la vacunación contra la Covid-19, no podemos bajar la guardia ante este virus.

LEER MÁS: Inicia vacunación contra COVID-19 en todo el país

De acuerdo con el microbiólogo y doctor en bioquímica Emiliano Salvucci, investigador del Conicet en el Instituto de Ciencias y Tecnología de Alimentos Córdoba (Icytac).

“En general no hay evidencia de contagios de COVID-19 a través de agua en ríos y mares. Suponiendo el caso de un ingreso de aguas contaminadas en el mar ocurre una alta dilución, lo que suma a que no hay evidencia concluyente de que el virus sea contagioso por esa vía, por lo que podemos afirmar que el riesgo de contaminación del SARS-CoV-2 a través del agua de mar es muy bajo. Lógicamente, el riesgo se reduce al mínimo en caso de que no haya ningún ingreso de aguas residuales”.

Por supuesto, hay que tomar las medidas necesarias como distanciamiento social, y tener cuidado con los residuos de basura como colillas de cigarros, botellas o cubrebocas usados.

Respecto de la permanencia de los coronavirus sobre la arena, una habilidad que ha sido documentada para otros virus en condiciones de baja luz y alta humedad, algunos expertos han recomendado investigaciones para evaluar cuánto tiempo puede sobrevivir el SARS-CoV-2 en las playas.

Leer:   Inician operativo Guadalupe-Reyes en Tulum

Sin embargo, un informe español sostiene que “la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar y la alta temperatura que puede alcanzar la arena, son favorables para la inactivación de los agentes patógenos”.

Sin embargo el peligro de contagio existe, y por ello se han tomado las medidas sanitarias como distancia social, uso de cubrebocas y lavado frecuente de manos. Por consiguiente cumpliendo las normas necesarias la playa es un destino seguro y de riesgo bajo para disfrutar.

Vía Chequeando

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *