Conoce el Centro Prehispánico San Gervasio en Cozumel, muy cerca de Playa del Carmen

La isla de Cozumel es uno de los destinos turístico más conocidos a nivel internacional por su belleza natural y cercanía con Playa del Carmen.

Entre las atracciones de este lugar, destaca una por su conjunto histórico entrelazado con magníficas estructuras antiguas. Las ruinas mayas de San Gervasio. La zona arqueológica de San Gervasio es el centro prehispánico más importante y mejor estudiado de los asentamientos documentados en la Isla de Cozumel. Es llamado de esta manera ya que está enclavado en lo que fuera el rancho San Gervasio.

Se considera que este conjunto arqueológico fue el centro de peregrinaciones de los mayas que rendían culto a la diosa “Ixchel”. Además de ser un centro sagrado maya, fue un sitio estratégico para el comercio y el desarrollo político del área. La zona está constituida por seis conjuntos arquitectónicos y otros templos aislados, que son de gran interés y te dan una idea de cómo los mayas desarrollaban sus actividades administrativas, religiosas y la vida diaria, y que se unen por una red de Sacbés o caminos blancos.

¿Cómo llegar?

Se localiza 7 kilómetros al este del actual poblado de San Miguel de Cozumel y es fácilmente accesible a través de la carretera transversal de la isla, que es un camino pavimentado en buen estado, construido en 1972. Numerosas agencias de viajes organizan visitas guiadas y el servicio local de taxis ofrece el recorrido desde los principales hoteles de la ciudad.

Recorrido

San Gervasio fue un santuario de la diosa maya de la fertilidad «Ixchel» y el centro de peregrinaciones de los mayas que venían a rendirle culto. Hay otra ruina Maya en «El Cedral», el primer asentamiento de la isla donde se lleva a cabo todos los años en el mes de mayo la «Fiesta de la Santa Cruz». Es una pequeña ruina junto a una iglesia donde hay una feria y danzas tradicionales.

Leer:   Así es un viaje todo incluído en Xcaret durante la pandemia

Hoy en día el sitio arqueológico de San Gervasio es el más importante de la región. Además de que no fue solo un centro sagrado maya, sino también fue sitio estratégico para el comercio y el desarrollo político del área. El sitio está constituido por diversos conjuntos arquitectónicos unidos por una red de sacbés, o caminos blancos, de gran interés para el visitante.

El primero de los conjuntos que puede ser visto es el conocido como Manitas, llamado así a partir de las impresiones de manos humanas que se conservan en las paredes interiores del edificio principal que es una construcción de estilo costa oriental, perteneciente al periodo Posclásico Tardío (1300-1550 después de Cristo).

En su recorrido, el sacbé 1 conduce hasta otro conjunto de San Gervasio, conocido con el nombre de Nohoch Nah (o «gran casa», que es un templo del periodo Posclásico construido sobre un pequeño basamento con dos escaleras de acceso, y en el que aún se conservan algunos fragmentos de pintura mural.

Deja un comentario